Sexteá seguro

¿Qué es el sexting?

Es una práctica que se da entre pares y bajo consentimiento e implica enviar mensajes, audios, fotos y videos eróticos o explícitamente sexuales, protagonizados por los involucrados, a través de dispositivos electrónicos.

Internet brinda nuevas posibilidades de expresión y experimentación, y es lógico que te apoyes en la tecnología para relacionarte y desarrollar tu sexualidad. Tenés toda la libertad de hacerlo y disfrutarlo. No obstante, también tenés que tomar conciencia de los riesgos que podría conllevar este tipo de acciones.

La palabra sexting es un acrónimo en inglés formado por “sex” (sexo) y “texting” (escribir mensajes).

¿Por qué es atractivo practicar sexting?

Despertar sexual

El desarrollo de la sexualidad comienza a tener un papel importante, y es natural que te sientas atraído a investigar nuevas formas de relacionarte con quien te gusta. Para ello, estas prácticas pueden suponer una prueba de confianza en pareja o una manera “más sofisticada” de atraer a alguien.

Posicionamiento y aprobación

También es natural que busques la pertenencia a un grupo, la inclusión social y/o la valoración de los demás. Por eso el hecho de sextear puede tener como objetivo presumir ante tus amistades o no sentirte excluido.

Falta de cultura de la privacidad

Hoy en día en nuestra sociedad está instalada la tendencia de mostrar y presumir la intimidad en redes sociales. Esto te puede llevar a considerar normales ciertos comportamientos que desde otra perspectiva podrían considerarse personales, íntimos y privados.

Inconsciencia y exceso de confianza

Posiblemente sientas que, si bien el sexting es una forma de exponerse, el hecho de que transcurra por medio de una pantalla te de una sensación de mayor seguridad que si estuvieras frente a la otra persona.

¿Por qué podría llegar a ser riesgoso?

El receptor de tu contenido, o también un tercero, puede extorsionarte solicitando alguna recompensa (económica o de otro tipo) o que sigas enviándole fotos o videos, a cambio de no difundirlo.
Las relaciones se pueden terminar y no siempre sucede de la mejor manera. La otra persona podría difundir tus fotos y/o videos para provocarte daño.
La difusión no consentida te puede ocasionar problemas académicos e, incluso, laborales.
Si sos menor de edad e intercambias contenido íntimo con una persona a la que no conocés, ésta podría no ser quien dice ser y tratarse de un adulto cometiendo un delito.
Las fotos o videos pueden llegar a las redes sociales y provocar una situación de humillación y ciberacoso.

Tips para sextear seguro

Para experimentar libremente la sexualidad en el mundo digital de una forma segura es necesario tomar ciertos recaudos y utilizar algunas herramientas que permitan cuidar tu privacidad:

Intimidad y respeto

Cuidado mutuo

Recibir contenido íntimo de otra persona no te da el derecho a publicarlo ni distribuirlo, mucho menos sin su consentimiento. ¡Cuidá tu privacidad e intimidad y la de los demás!

Saber decir que no

Si no querés enviar y/o recibir contenido siempre podés decir que no, y la otra persona lo tiene que respetar. No te sientas presionado/a a hacer algo que no querés.

¿Están en la misma onda?

En relación al punto anterior, también asegurate de que las personas involucradas en el sexteo están en la misma sintonía que vos y quieran recibir tus fotos/videos.

* Si te envían contenido que no solicitaste ni querías ver, podría considerarse acoso sexual y es denunciable.

¿Qué hacer si la situación se salió de control?

Recopilar las pruebas

Realizar capturas de pantalla del contenido que se haya difundido sin tu consentimiento (ya sea en redes sociales, WhatsApp o sitios web). Es importante que se vean los nombres de los usuarios y/o perfiles que lo hayan publicado o compartido y las direcciones URL.

Parar la difusión

Sería ideal que trates de parar la difusión. En función de ello, si sabés quién inició la cadena, contactalo/a para exigirle que pare. Lo mismo con las personas que participaron con mensajes o posteos.

Pedir ayuda

Contale la situación a una persona mayor de tu confianza para que te ayude a realizar la denuncia correspondiente ya que este tipo de situaciones están contempladas en el Código Contravencional de la Ciudad.

Denunciar en la plataforma

Si la difusión se realizó en redes sociales y preferís no realizar la denuncia, en este caso contas con formularios de reporte en dichas plataformas para dar de baja el contenido.

Logo de la Agencia de Sistemas de la Información del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Logo del FIRST.