COMO EN BLACK MIRROR: ¿CHIPS EN HUMANOS?

La realidad virtual vino para quedarse. El mundo avanza y cada vez hay más técnicas y dispositivos para realizar todo tipo de operaciones, pero nunca debemos olvidar de cuidar nuestra privacidad.

#DatoDeLaSemana Como en Black Mirror: ¿Chips en humanos? 
 
La realidad virtual vino para quedarse. El mundo avanza y cada vez hay más técnicas y dispositivos para realizar todo tipo de operaciones, pero nunca debemos olvidar de cuidar nuestra privacidad.     

Hoy vamos a hablar del caso de la empresa británica Walletmor, la primera compañía que desarrolló un microchip que se inserta debajo de la piel de la mano y permite realizar pagos sin contacto; como una tarjeta de débito.  

Se trata de una pieza minúscula, la cual pesa menos de un gramo y cuenta con una antena dentro de un biopolímero -macromolécula presente en los seres humanos-. Su material es de origen natural, similar al plástico.  

Además, funciona inmediatamente, cuenta con aprobación reglamentaria y posee duración indefinida; es decir, no necesita batería ni fuente de energía.  

La compañía se basó en la tecnología NFC: “Near-field communication” o “Comunicación de campo cercano” es una tecnología de comunicación inalámbrica, de corto alcance y alta frecuencia que permite el intercambio de datos entre dispositivos. 

Si bien se lo ve como una gran facilidad para la lectura de los datos de la cuenta de la persona, existen desventajas... Y es que, en un futuro, estos dispositivos estarán repletos de datos privados nuestros. No sería raro que se pueda leer allí nuestro DNI, Pasaporte o Carnet de Vacunación COVID.  
  
En relación a todo este crecimiento tecnológico, te traemos puntos a tener en cuenta:  

  • Estos chips no transmiten información todo el tiempo, sino cuando están cerca de un campo electromagnético NFC, de la misma manera que cuando uno realiza un pago con la tarjeta. 
  • No cuentan con GPS. De esa manera, no es posible obtener ni monitorear la localización de quien lo porte.  
  • La memoria del chip se puede dividir en dos: una parte pública y otra protegida por contraseña.  
  • El implante se practica de manera mínimamente invasiva, aunque siempre está la incertidumbre de si podría llegar a ser dañino para el cuerpo. Si bien todavía no está disponible en Argentina, en caso de querer utilizarlo, es importante hacer una consulta médica previamente. 

SI TENES ALGUNA DUDA O CONSULTA:
Escribinos a ciberseguridad@ba-csirt.gob.ar o por privado en nuestras redes.

Si tenés alguna duda o consulta

COMO EN BLACK MIRROR: ¿CHIPS EN HUMANOS?
Logo de la Agencia de Sistemas de la Información del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Logo del FIRST.