26/7/2017

Juegos Online:

cómo divertirse sin riesgos

BOLETÍN N° 19

Adolescentes

Juegos Online:

Como hemos dicho ya muchas veces, el surgimiento de Internet representa un antes y un después para el desarrollo humano. Es indiscutible el impacto que ha tenido en nuestras vidas el libre acceso y la alta disponibilidad de información, todo el tiempo en cualquier parte del mundo. Es un hecho que, no solo no tiene vuelta atrás, sino que ha entrado en un curso de inminente avance. Esta ola de hiperconectividad ha llegado a todas las actividades humanas y los juegos no son la excepción.


Una tendencia mundial que, además de diversión, puede traernos grandes dolores de cabeza…


Z

En este boletín, les tocó el turno a los videojuegos. Como muchos posiblemente sabrán, los primeros juegos de video dirigidos al público de forma masiva aparecieron en la década de los ’70; a partir de allí, el avance en dicho campo fue constante y, en los últimos años, ha crecido exponencialmente. Hoy en día la industria de los videojuegos ha logrado abarcar prácticamente todos los dispositivos multimedia; hay juegos para celulares, computadoras, tablets, consolas de juego exclusivamente y juegos en red. Si hacemos la prueba de buscar en Google la palabra “videojuegos” o “juegos online” encontraremos un sinfín de opciones.


Ahora bien, ¿por qué tratamos este tema desde el punto de vista de la ciberseguridad?


Probablemente, más de un lector intuirá la respuesta: desde el momento en que Internet ingresó al universo de los juegos, ingresaron también los riesgos de seguridad; los mismos que tenemos al navegar, usar redes sociales y enviar emails o mensajes por chats. Y es por eso que resulta importante abordar este tema también desde dicha perspectiva.

En tal sentido, tanto los usuarios como los papás o responsables de niños y adolescentes que utilicen juegos online, deben tener en cuenta cuáles son los riesgos potenciales a los que se exponen cada vez que juegan y, fundamentalmente, cada vez que interactúan con otros jugadores. Nos referimos concretamente a:

  • La posibilidad de que nos envíen archivos maliciosos o enlaces de descarga de los mismos, a través de los cuales otras personas podrían provocar: desde la infección con malware del dispositivo utilizado, hasta la toma de control total del mismo por parte del atacante, incluso sin que lo notemos;
  • El riesgo de conversar y, eventualmente, intercambiar información (tanto de índole circunstancial como sensible) con personas que no son realmente quienes dicen ser y que luego estas personas nos amenacen y/o extorsionen con hacer público lo que les compartimos en circunstancias privadas;
  • El hecho de que alguien robe las credenciales de acceso a nuestras cuentas online y con ellas hagan uso de las mismas, con todo lo que ello implica;
  • Y la posibilidad de sufrir ciberacoso en todas sus variantes (ciberbullying y grooming, sobre todo). Una vez más, con todo lo que ello implica, tal como lo explicábamos en el boletín anterior.


Desde el momento en que Internet ingresó al universo de los juegos, ingresaron también los riesgos de seguridad.


Recomendaciones para jugar seguros


Considerando todo lo que acabamos de describir, es sumamente importante que tomemos precauciones a la hora de jugar online, a los fines de cuidarnos y cuidar a nuestras familias. En tal sentido, te recomendamos implementar las siguientes prácticas:

  1. No aceptes invitaciones a juegos o solicitudes de amistad de personas que no conozcas. Y si recibís alguna de alguien a quien creés conocer, antes de aceptarlo, corroborá que esa persona fue quien efectivamente realizó el envío.
  2. Descargá juegos (o jugá) solo de sitios oficiales y confiables.
  3. No actives la cámara ni el micrófono de tu dispositivo a menos que lo estés utilizando. Mientras no uses la cámara, mantenela tapada; existen cobertores para tal fin, aunque también podés pegarle una cinta o sticker encima.
  4. No compartas información privada y sensible con terceros; mucho menos a través de un chat. Antes de enviar fotos o videos, pensá cómo te sentirías si ese contenido llegara a hacerse público.
  5.  Si algo te incomoda, alguien te molesta o te hace sentir mal, no te quedes callado: denuncialo. La mayoría de las plataformas de juego tienen una sección de denuncias para reportar las cuentas problemáticas; de todos modos, siempre podés comunicarte con nosotros llamando al (011) 4323-9362 o escribiendo a ciberseguridad@ba-csirt.gob.ar. En BA-CSIRT podemos ayudarte.

Logo de la Agencia de Sistemas de la Información del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Logo del FIRST.